Aprende a ahorrar energía eléctrica en luz y calefacción

Hoy en día, solemos gastar mucha energía eléctrica en luz y calefacción, esto se debe al cambio horario y a lo inestable que es la temperatura, pues cada vez tenemos que dejar más tiempo las luces encendidas y sí no queremos toparnos con un resfriado, nos vemos obligados a mantener la calefacción encendida.

Sin embargo, es posible que estemos gastando más energía eléctrica que la que realmente necesitamos usar, tanto en la luz como en la calefacción y eso se traduce a más gastos. Pero nosotros podemos ayudarte a aprender a ahorrar energía eléctrica en luz y calefacción, solo debéis seguir las recomendaciones que mencionaremos a continuación:

¿Cómo ahorrar energía eléctrica en luz y calefacción?

En cuanto a la luz:

  1. Usa bombillas LED: Las bombillas convencionales o de luz amarilla consumen mucha energía eléctrica, de hecho, se ha comprobado que estas bombillas consumen hasta 10 veces más energía que las bombillas LED o de luz blanca.

    Cabe destacar que las bombillas LED son más costosas que las convencionales, pero duran mucho más, así que no dudes en invertir en bombillas LED, al final, estas te darán la oportunidad de ahorrarte unos euros en tu factura de consumo eléctrico mensual.

  2. Mantén limpias las bombillas: Sí a las bombillas no las limpiáis de vez en cuando, tendréis la sensación de que no tienen un buen rendimiento y de seguro optaréis por colocar más bombillas o reemplazarlas nuevamente por bombillas convencionales y ya os mencionamos que éstas consumen mucha energía eléctrica.
  3. Instala un regulador de luz: Si sois de los que son un poco despistado o tenéis una agenda muy ajetreada, de seguro, al salir de la vivienda, dejáis algunas luces encendidas y en efecto esto se verá reflejado en la factura mensual.

    Por eso os recomendamos instalar un regulador de luz, ya que este se encargará de mantener las luces encendidas solo cuando haya alguien dentro de la vivienda y apagará las luces en el momento en que esté desocupada la casa.

    Ahorraréis muchísima energía eléctrica y unos buenos euros en la factura mensual.

En cuanto a la calefacción:

  1. Evita excederte de los 20°: La temperatura adecuada en la calefacción es de 20°, ya que es la temperatura adecuada para cualquier día del año. Sí decides subir más grados, estaréis consumiendo mucho más energía eléctrica y será más el dinero que tendréis que pagar al final de mes, esto se debe a que cada grado que aumentes será un 5% más de de consumo.
  2. Evita tapar los radiadores de la calefacción: Sí tapáis los radiadores de la calefacción estaréis obstruyendo el funcionamiento pleno de este aparato y estaréis haciendo que nuestro amigo se esfuerce más, esto se traduce a mucho más consumo, es decir más dinero que pagar al final del mes.
  3. Deja que la naturaleza te ayude: En las mañanas, apaga la calefacción y abre todas las ventanas, separa las cortinas y deja que los rayos solares calientan tu hogar, esto te ayudará a ahorrar energía eléctrica, además siempre podrás disfrutar de la naturaleza. Pero ojo con esto, asegurate de haber apagado la calefacción antes de abrir las ventanas, de lo contrario ocasionarás más gasto.

Estos son todos los consejos que os podemos dar en esta oportunidad, cumplirlos a cabalidad os dará como resultado un maravilloso ahorro energético en luz y calefacción, mejor disfrute con la naturaleza y unos euros de más en la cuenta bancaria.